Laguna verde – Nariño

Los musgos cumplen un papel importante en el ecosistema debido a su estructura morfológica para retener cantidades considerables de agua y mejorar los contenidos de humedad en el suelo. Sin embargo, el alto impacto del hombre en los páramos disminuye notablemente la población de los musgos y la conservación del recurso agua. 

Los musgos también son el alimento de cierto tipo de ardillas, que al ser vegetarianas los tienen como parte de la dieta alimenticia. Ese es solo un fragmento del rol que cumplen estas plantas, aseguran expertos, “que aparentemente son sin importancia, pero son parte del complejo mecanismo que tiene que funcionar para que un ecosistema tenga salud, que funcione y que los beneficiados seamos todos, pues los musgos también depuran la atmósfera del CO2 (dióxido de carbono)”. Las almohadillas, los musgos y las bromelias cumplen una función ecológica en el páramo, que es lograr condensar el agua que está en forma de vapor, atraparla, tenerla retenida, transportarla al interior de la estructura esponjosa y luego soltarla con el paso del tiempo, según la necesidad, como si fuese máquina reguladora hídrica.

10 años
Tarda el ecosistema en recuperarse al perderlos.

Fuentes: https://revistas.uptc.edu.co, https://www.eluniverso.com/

Categorías: Uncategorized

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *